Vauban

Ciudad: Friburgo

Extensión: 42 ha

Población: 5000 residentes

Puestos de trabajo: 600

Vauban-01

Vauban es uno de los barrios más singulares de Friburgo, ciudad situada al suroeste de Alemania, cerca de la frontera con Suiza y Francia. A 3 km al sur del centro de la ciudad, el barrio se levanta en una antigua base militar construida en el año 1938 y que tras la Segunda Guerra Mundial fue utilizada por el ejército de ocupación francés. Su nombre se debe a un arquitecto militar del siglo XVII que construyó una gran cantidad de fortificaciones.

En 1992 las tropas francesas abandonan los cuarteles  y poco después ocupan el  lugar diversos grupos de hippies y anarquistas. El ayuntamiento compra los terrenos con la intención de crear un nuevo distrito residencial aprovechando las construcciones  militares. Después de resolver los problemas con los ocupantes, otorgándoles el derecho a 4 de los 20 barracones existentes, se comienza el proyecto a mediados de los  años 90.

La idea es crear un barrio modélico por su calidad de vida y por su sostenibilidad medioambiental. Muchos de los habitantes empiezan a interesarse por el proyecto y a tomar la iniciativa para posteriormente poder vivir allí. Desde el ayuntamiento se financió un proyecto de participación pública junto a expertos, creando mesas de trabajo para desarrollar la movilidad, la planificación de las zonas verdes, etc. Durante todo el proceso de construcción del barrio se continuó con este proceso participativo, compuesto por tres grupos;

–          Fórum Vauban, que se ocupa del proceso de participación pública y del trabajo social del barrio.

–          Grupo proyecto Vauban, el órgano administrativo (Ayuntamiento).

–          Comité Vauban, que integra la administración y los partidos políticos junto a los representantes de los vecinos (elegidos en el Fórum Vauban). Aquí se hacen consultas, propuestas y debates.

Vauban-03

Para el proyecto, se decidió conservar y rehabilitar la mayor parte de las preexistencias, el trazado viario, el magnífico arbolado y la zona natural del arroyo. Aprovechando el eje principal con su arboleda, se implanta el tranvía y un viario restringido a 30 km/h para los vehículos. Éste es el elemento vertebrador del barrio y la comunicación con el resto de la ciudad. En él se establecen bajos comerciales y una plaza principal que se completa con uno de los barracones recuperado para la actividad cultural. Su diseño lineal permite que todas las viviendas estén cerca de este eje y por tanto de los servicios.

Se busca un diseño con cierta densidad (la mayoría de los edificios poseen 4 alturas) para que funcionen bien los servicios. Existen dos accesos al barrio para circulación rodada. En cada uno de estos accesos se levanta un aparcamiento en altura. Aquí se dejan los coches y los vecinos continúan su desplazamiento en bicicleta o andando hasta sus casas, disminuyendo el nivel de ruido, contaminación y creando relaciones sociales con los vecinos.

Otra de las grandes apuestas para este barrio es la restricción del coche. Aproximadamente un 40% de los residentes no posee vehículo propio. El derecho a parking va ligado al tipo de vivienda que se adquiere, penalizando al usuario del mismo. Resulta más barato adquirir una vivienda sin derecho a parking. A cambio de la restricción al vehículo, encontramos diferentes alternativas como el tranvía  y el autobús, con una buena política de abonos y horarios,  o una serie de puntos de Car-sharing situados a lo largo del eje principal.

El interior del barrio es una zona restringida al uso del vehículo. La entrada de los coches solamente se efectúa para reparto y recogida, con una velocidad máxima dentro del distrito de 30 km/h y en las áreas residenciales de 5 km/h. No existen aparcamientos en las parcelas privadas en el interior del barrio (concepto conocido como stellplatzfrei). A la mayor parte se accede solamente andando o con la bicicleta, priorizando la movilidad ciclo-peatonal. Fuera de las viviendas existen pequeñas construcciones donde se pueden dejar aparcadas las bicicletas.

Vauban-02

El plan de energía, obliga a las viviendas a no sobrepasar de un consumo anual de 65 kwh/m2 y para ello se aplican distintas medidas como las energías renovables y la arquitectura pasiva. Esta última destaca por sus 100 viviendas que simplemente con criterios pasivos y un sistema técnico de recuperación de calor, logra cubrir casi por completo las necesidades de calefacción. Algunas viviendas llegan a consumir menos de 15 kwh/m2 anuales en calefacción. También existen las denominadas viviendas Energía Plus, diez unidades de viviendas pasivas mejoradas, que producen más energía de la que consumen. Los excedentes se venden a la misma ciudad con lo que se generan beneficios para el barrio.

Una planta de cogeneración suministra energía  y calefacción a todo el barrio. Esta central aprovecha los residuos forestales para generar la energía, que a través de unas conducciones llega hasta las viviendas. Algunos bloques de viviendas comparten un mismo ascensor creando unas galerías exteriores, con lo que se optimiza su uso y se ahorra energía.

En cuanto a la recuperación del ciclo natural del agua, se introduce un sistema separativo de alcantarillado para su recogida. Mediante la distribución de las zonas verdes y el tratamiento del pavimento (más tierra que cemento) se consigue una filtración del 80% del agua pluvial en el distrito. En una de las cooperativas de vivienda, la denominada Wohnen und Arbeiten (habitar y trabajar), se ha desarrollado un proyecto piloto de inodoros al vacío en el que las aguas negras se conducen junto a los residuos orgánicos a una planta de biogás en la misma parcela, utilizando la energía para las cocinas. Las aguas grises se depuran en una planta de filtrado biológico y se devuelven al ciclo natural.

Barrio

En cuanto a los espacios verdes, existen tres espacios principales como son la zona del arroyo con su vegetación de rivera, la población de árboles y arbustos del eje principal del barrio y las zonas no desarrolladas en la parte oeste. En estos espacios surgen actividades de todo tipo como barbacoas, zonas de juegos para niños, tomar el sol o charlar.

El barrio se completa con los servicios mínimos necesarios para tener su autonomía y que funcione óptimamente. Colegio, guardería, banco y farmacia, etc.

En conclusión, aquí  se resumen los puntos clave que hacen que el barrio funcione de manera eficiente y sostenible;

–          Densidades altas sin perder la calidad urbana

–          Vivir y trabajar en el mismo lugar

–          Movilidad sostenible

–          Sostenibilidad ambiental; cerrar el ciclo de la energía y la materia.

–          Actuaciones en el ciclo del agua

–          Arquitectura bioclimática y energías renovables

–          Proceso de participación. Implicación personal de los vecinos.

–          Sensibilidad hacia las preexistencias. Buena proporción de zonas verdes

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s